29.3.08

Nulla Die Sine Linea

De las cosas que más tardas en entender en este asunto de crear historias, es que no importa lo difícil que pueda ponerse una idea, lo importante es no dejar que eso te impida seguir escribiendo. Desde luego hay una especie de “buen gusto” que te indica que lo estás haciendo mal, que le falta algo, que podría quedar mucho mejor. Esas cosas aunque buenas, te hacen dudar y detienen el avance. Es cuando te das cuenta lo sano que es dejar descansar tu historia para luego retomarla. No por ello hay que olvidar que cualquier lugar y cualquier situación pueden detonar otra buena idea que nos obligue a cumplir con esa maldita sentencia clásica: Nulla Die Sine Linea.

Dentro de un par de días comienza Script Frenzy, un evento internacional de escritura en el que los participantes intentan escribir 100 páginas de un guión literario en tan sólo un mes. Aquí no hay premios ni becas ni nada por el estilo, sólo un certificado y un icono web que avalan tu participación en el evento. ¿Cuál es el chiste? Ninguno más que el de sacar ese fastidioso sentimiento de tener un guión dentro de ti y darle la oportunidad de ver la luz. Todos son ganadores, siempre y cuando logres las 100 páginas bajo sus reglas:

1) Para ser coronado como ganador oficial de Script Frenzy, debes escribir un guión (o varios) de al menos 100 páginas en total y verificar esta cifra en ScriptFrenzy.org

2) Puedes escribir de manera individual o en equipos de dos. Equipos de dos tendrán una meta de 100 páginas en total para su guión o guiones co-escritos.

3) La escritura de guiones no puede empezar antes de las 12:00:01 AM de Abril 1 y debe cesar a más tardar a las 11:59:59 de Abril 30, hora local.

4) Puedes escribir guiones, obras de teatro, programas de televisión, películas cortas, guiones para historietas, adaptaciones de novelas o cualquier otro tipo de guión que desee tu corazón.

5) Estás obligado a divertirte, pero sólo en cantidades ridículas.

Script Frenzy es una organización no lucrativa y no exige cuota de inscripción. Informes.

Eso por un lado, pero si nuestro rollo no es el guión y le tiramos más a la novela, también está: NaNoWriMo, suena a invento de Steve Jobs, pero en realidad es el acrónimo de National Novel Writing Month. Este evento es apoyado entre otros novelistas por Neil Gaiman. Es lo mismo que Script Frenzy pero enfocado a la novela, y en el mes de Noviembre. Aquí deberás escribir por lo menos 50,000 palabras o 170 páginas. Debido al tiempo limitado para escribir, lo ÚNICO que importa para los organizadores en estos eventos, es el rendimiento: Cantidad sobre calidad. Este enfoque suicida, obliga al participante a bajar sus expectativas, forzándolo a tomar riesgos y a escribir sobre la marcha.
Si ves demasiado distante el mes de Noviembre, también está: JulNoWriMo Es un evento idéntico a NaNoWriMo sólo que en el mes de Julio.

Este ejercicio forzado de escritura no sé porqué me remite a los rituales de aceptación en las fraternidades de EEUU. Lo cierto es que a veces este asunto de escribir no tiene para nada que ver con esa idea romántica y falsa entre el escritor y su pinche inspiración. La mayoría de las historias que se logran terminar, por lo general se terminan gracias a punta de chingazos. (desde luego para algunos, eso tendrá su lado romántico).

28.3.08

Mad World


Famosa por Donnie Darko y adoptada para una exquisita presentación de Gears of War. Mad World es de esas canciones que aún sin saber inglés, te sumergen inadvertidamente en un estado depresivo, independientemente de ser o no propenso a hundirte en la nostalgia y la melancolía.

En cierto modo resulta divertido, en cierto modo triste.
Los sueños en los que agonizo, son los mejores que he tenido.
Resulta duro decirlo, duro de aceptar
Cuando la gente camina en círculos.
Es un mundo demasiado, demasiado desquiciado.


22.3.08

Plotbot: Escribe tus alucines online.

Plotbot es una aplicación web colaborativa para la escritura de guiones. NO es un programa que tengas que descargar ni mucho menos que tengas que instalar bajo la condición de alguna licencia. Para trabajar con él, sólo necesitas suscribirte a su página, la cual trabaja adoptando el sistema "wiki" Es decir: cada elemento que escribas podrá ser editado y guardado en la misma web por ti o por un miembro del proyecto al que te unas. Puedes comentar, borrar o restaurar cualquier elemento gracias a la “magia” del AJAX, Una de su ventajas es que puedes escribir tus guiones desde prácticamente cualquier navegador. Su manejo es sencillo e intuitivo: Simplemente presionas el elemento a editar, pulsas “enviar” y listo, tu escritura quedará guardada.

Al igual que Celtx, lo atractivo es que está disponible en gran variedad de idiomas, incluyendo el Español. Plotbot te permite crear proyectos tanto privados como públicos. Y te asegura que solamente la gente que invites podrá leer o participar en los proyectos que tú elijas. Tu guión está almacenado por fragmentos en su base de datos, así que sólo los miembros de un proyecto lo pueden leer o modificar. Si creas un proyecto, puedes estar seguro que tienes un control absoluto sobre a quién y qué cambios le permites hacer. Si sólo quieres que la gente comente tu guión, ¡no hay problema!

Yo en lo personal, por seguridad hace tiempo que tomo con reserva cualquier programa para escritura de guiones, mucho más aquellos que te permiten el trabajo en colaboración. Pero Plotbot me parece atractivo en el sentido de que puedes conocer gente con la inquietud de crear historias; además que te sirve para calentar los dedos y entrar a ese “estado” creativo. La verdad es muy sencillo y divertido participar y colaborar en otros proyectos siempre y cuando estos sean públicos. La interfaz es bastante simple y no te toma más de diez minutos adaptarte a ella. Si lo que quieres es alucinar un poco estando en Internet e interactuar con otra gente sin ningún compromiso más que el de divertirte, está bien.

19.3.08

El Fin de la Infancia.



"Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia"

Después de Philip K. Dick y Ray Bradbury, Arthur C. Clarke fue uno de mis escritores de Ciencia Ficción favoritos. Falleció ayer en la madrugada del miércoles a las 01:30 hora local (21.00 GMT del martes) en Colombo, debido a una insuficiencia neumológica.

Hace sólo tres meses, el 16 de diciembre de 2007, al cumplir los 90 años, grabó un mensaje de despedida para sus amigos y dio la última pincelada de su espíritu al asegurar que no le gustaría dejar este mundo sin haber visto una prueba de vida extraterrestre.

Ese mismo día, en su casa de Sri Lanka, donde residía desde 1956, formuló otros dos deseos: que los hombres den una patada a sus hábitos con el petróleo y que Sri Lanka alcance la paz.

Actualmente la más reciente de sus adaptaciones “Cita con Rama” está siendo preparada por David Fincher, con un guión de Scott Brick (?) y producida por Morgan Freeman.

Gracias por su visionaria imaginación, descanse en paz Sir Arthur Charles Clarke.

14.3.08

David Fincher prepara "Heavy Metal"

Paramount Pictures hará una película animada inspirada en la revista de Sci-fi de los 70́s Heavy Metal, Y el proyecto correrá a cargo del director David Fincher.

Heavy Metal llevará el sello característico de la revista colmado de historias eróticas y mucha violencia, tal como lo ha hecho desde su aparición en los EEUU en 1977. La Revista introdujo el talento de grandes artistas gráficos y escritores de la talla de Robert Silverberg, Harlan Ellison y H.R. Giger.

La película consistirá en ocho o nueve capítulos animados, y cada uno será dirigido por un director diferente.

David Fincher dirigirá uno de los capítulos; Kevin Eastman, co-creador y quien es ahora dueño y editor de la revista, dirigirá otro. Tim Miller, dueño de Blur Studios manejará la animación concebida para un publico adulto (R-rated)

Fincher, Eastman y Miller serán los productores. El estudio dará a conocer los nombres de los demás directores dentro de poco. La revista había hecho en el pasado ya dos entregas: en el año 1981 y su secuela en el 2000.

Vía | ComingSoon

Is crap, Michael.

Segundas partes nunca...

13.3.08

Her boobs!


Oh it seems to me this whole world's gone crazy
There's too much hate and killin goin on
But when I see the bare chest of a woman
My worrys and my problems are all gone
No one thinks of fightin, when they see a topless girl
Baby if you would show yours too, we could save the world

Show them to me, show them to me
Unclasp your bra and set those puppies free
They'd look a whole lot better without that sweater baby I'm sure you'll agree
If you got, two fun bags,
Show them to me

I don't care if they don't match or ones bigger than the other
You could show me one, and I'll imagine the other
Even if you're really old, theres nothing wrong
Don't be sad your boobs ain't bad, they're just a little long

Show them to me, show them to me
Lift up your shirt and let the whole world see
Just disrobe, show your globes and a happy man I'll be
If you got, dos chichi's,
Show them to me

I've met a lot of them, but never one I've hated
Even if you've had thirteen kids and you think they look deflated
Theres no such thing as a bad breast, I believe this much is true
If you're a big fat man I'm a titty fan and I'd love to see yours toooo

Show them to me, show them to me
Just like the girls gone wild on T.V.
Just lean back and show your rack and I'll be in ecstasy
If you got two casabas
Show them to me

All the world will live in harmony
It'll do you good, it'll give me wood, we'll make history
If you love your country, I'm gonna say it one more time,
I said if you love your country yea
Then stand your ass up and show them big old titties to me

Artist: Carrington Rodney
Song: Show Them To Me
Album: King of the Mountains

10.3.08

Séptimo Concurso de Guión Cinematográfico 2008

Con el fin de estimular la creación de guiones cinematográficos que contribuyan al fortalecimiento de la Industria Cinematográfica Nacional, (¡no mamen! ¿cuál industria?) el Instituto de Cultura del Estado de Guanajuato, La Fundación Expresión en Corto, La Sociedad General de Escritores de México, el Instituto Mexicano de Cinematografía y el Sindicato de Trabajadores de la Producción Cinematográfica, convocan al: Séptimo Concurso de Guión Cinematográfico 2008

------------------B A S E S:------------------

1.- Podrán participar los autores mexicanos, aunque residan en el extranjero; los autores extranjeros naturalizados y los autores extranjeros residentes en nuestro país (con residencia no menor a 3 años).

2. - Se abre la inscripción a partir del miércoles 5 de marzo de 2008, fecha de publicación de esta convocatoria, y se cierra a las catorce horas del día viernes 9 de mayo de 2008.

3. - Los guiones o libros cinematográficos deberán ser inéditos, escritos en español, y se presentarán por triplicado, acompañados de su sinopsis.

4. – Los trabajos deberán inscribirse bajo seudónimo o lema. En sobre cerrado anexo el autor deberá anotar su identidad (Nombre, dirección, correo electrónico y teléfono), asimismo deberá acompañarse con un breve currículo. El sobre deberá indicar en su parte externa el título de la obra y el seudónimo o lema.

5.- Los escritores tendrán absoluta e irrestricta libertad de expresión y el tema será libre.

6.- Se dará prioridad a aquellas obras que consideren las actuales posibilidades de producción de la Industria Cinematográfica Mexicana, sin demérito de su calidad, y que contribuyan a elevar el nivel de nuestra cinematografía y nuestra cultura.

7. - Todas las obras que se presenten deberán ser originales. En caso de que el concursante utilice como base del guión una novela, cuento, otro género literario o algún texto de otro autor, el concursante incluirá en el sobre de identificación la autorización correspondiente al autor de la obra primigenia o, en su caso el documento que pruebe que la obra primigenia pertenece al dominio público.

8.- Se entiende por guión o libro cinematográfico el argumento desarrollado con descripción de lugares, personajes, diálogos y acotaciones que den origen a la producción y realización de una película de:

LARGOMETRAJE con duración mínima de 85 minutos y máxima de 120 minutos.
CORTOMETRAJE con duración mínima de 1 minuto y máxima de 10 minutos.

9. – Los interesados solo podrán concursar con una obra de autoría total o con dos en caso de coautoría.

10. – Las obras deberán estar registradas ante el Instituto Nacional del Derecho de Autor.

11. – Las obras deberán ser enviadas o entregadas al Departamento de Cine de la Sociedad General de Escritores de México, en José María Velasco # 59, Col. San José Insurgentes, Delegación Benito Juárez, C.P. 03900, México, D.F.
En caso de que el autor envié su obra por correo se tomará como fecha de inscripción la indicada en el matasellos.

12.- Las obras concursantes serán calificadas por un jurado compuesto por destacados guionistas cuyo falló será inapelable.

13. – El fallo del jurado se dará a conocer a los ganadores previo al Festival, y al público en general dentro del Festival Internacional de Cine “Expresión en Corto”, que se realizará en la ciudad de Guanajuato del 18 al 27 de Julio de 2008.

14. - Los originales no premiados serán entregados a sus autores previa identificación, en el departamento de cine de SOGEM, dentro de los 30 días siguientes a la publicación de los resultados que se darán a conocer en su página Web www.sogem.org.mx Pasado ese tiempo se incinerarán los trabajos no reclamados.

15. – El ganador del concurso conservará todos los derechos que establece la Ley Federal de Derecho de Autor.

16.- Habrá solamente un primer lugar que recibirá la cantidad de:

LARGOMETRAJE: $ 40,000.00
CORTOMETRAJE: $ 10,000.00

17. – Los casos no previstos en la presente convocatoria serán resueltos por el jurado calificador y por las instituciones convocantes.

9.3.08

Plot Point | "Boogie, el aceitoso"


Responsable tal vez, que de joven me interesara por los asuntos políticos de mi país, "Boogie, el aceitoso" era una historieta que atraía poderosamente mi atención, se publicaba en la última página de un semanario nacional. No es propiamente una caricatura política al estilo de Rius o Trino, pero su acidez y humor levantaban mi animo como pocas historietas han logrado. Un día Boogie ya no apareció, no lo encontré más en la última página de aquella revista que regularmente traía consigo mi hermano mayor. Fue entonces que comencé a hojear la revista por dentro e interesarme por su contenido. Y logré ver que existe otra visión de los hechos, una muy diferente a la que cotidianamente nos tragamos sin ningún empacho por Televisión. Aquella revista era el semanario Proceso.

Ahora me entero que lo llevarán al cine, dudo que sin Fontanarrosa ese vaya a ser un trabajo decente. Intervienen en la coproducción Metacube de México. Sólo espero que no le pongan esa voz como en You Tube... Mientras tanto, algunos ejemplares de Fontanarrosa.

Boogie: 8 7 6 5 4 3 2 1 Prólogo

7.3.08

Del primer esbozo al “Final Draft”

McKee y Syd Field (entre otros) constantemente repiten que cualquiera idiota puede escribir un guión, pero quien quiera escribir un buen guión, forzosamente tendrá que reescribirlo. La colaboración de Antonio Toca en Blog de cine, invita a internarnos en webs como simplyscripts o script-o-rama y darnos una idea del proceso creativo que sufre un guión a través de sus borradores (drafts). Por ejemplo: En el primer borrador de ‘Alien’, la nave Nostromo se llamaba Shark y en él no aparecía por ningún lado el personaje de Sigourney Weaver (Ripley). En ‘Regreso al futuro’, la máquina del tiempo no era el aerodinámico y estilizado auto marca Delorean, sino un cachivache que se movía con simple coca cola. En ambos casos, las subsecuentes revisiones del guión, las mejoraron.

De un tiempo para acá se ha desatado un interés particular por los guiones de películas, tal vez con la idea de conocer un poco más del film. Conseguir algunas de estas joyas era un lujo, ahora para el más común de los mortales es asequible y en muchos casos gratis. ¿Por qué? Las propias distribuidoras se encargan de filtrar los mismos, y existen webs que se encargan de buscar y reunir las primeras versiones de los guiones de un gran número de películas, incluso de algunas que aún se encuentran en fase de rodaje o como simples proyectos.

Descubrir mediante el guión toda la historia sobre el proceso de creación de los personajes y sus aventuras finales, es algo que empieza para algunos como curiosidad y termina convirtiéndose en un auténtico vicio. Pero no siempre una revisión cumple con el cometido de perfeccionar un film, a veces sus recortes o cambios atienden exigencias que solventen gastos de producción, y terminan siendo mortales heridas a la historia. Antonio Toca pone como ejemplo aquella película protagonizada por Sean Connery y Catherine Zeta Jones “La trampa” donde el guión sufrió más de 10 revisiones desde 1996 a 1998 y que más que mejorarla, la empeoraron.

Por otro lado, terminar un guión suele ser el inicio de un grave proceso de tortura para su creador. Es ingenuo pensar que el guión se filmará tal cual fue escrito. Sobre todo si eres un desconocido y tu obra no es más que un Spect Script. Es entonces que ves pasar ante tus ojos la violación, la tortura y las mutilaciones a tu obra. Pero tranquilos que no siempre es así, y para ejemplo, pues se me ocurre éste mismo artículo que acabo de leer en Blog de cine.

5.3.08

A un año de su muerte... (¿o habrá sido una simulación?)

Jean Baudrillard ...salud, man!

3.3.08

Van Sant, y la génesis de Paranoid Park

La escaleta básica es tal vez la primera forma en que se visualiza la historia en un guión. Esta importante herramienta no es otra cosa más que la enumeración de nuestras secuencias, ordenadas a la manera en que lo están esos menús de selección de escenas dentro de los DVD́s.

Gus Van Sant habla someramente de esto en una conversación con Black Nelson autor del libro en que basara Paranoid Park. La gente de Blogacine ha traducido algunos fragmentos del The New York Times.

Nelson: ¿Cómo fue la génesis de Paranoid Park?

Van Sant: Por esa época yo estaba tratando de conseguir dinero para una película, pero la cosa se estaba cayendo. Entonces leí tu libro y fue como: ‘nosotros podemos hacer esto’. Lo escribí muy rápido, en dos días. Hice una escaletta de las partes que yo quería, las pasé al estilo de guión, muchas veces simplemente traspasándolas, sin ni siquiera reescribirlas.

Tomaba las descripciones y las convertía en encabezados de escenas, luego tomaba las conversaciones y las formateaba como diálogos. Fue casi como “xeroxcopiar” la historia. Luego lo revisé y eliminé varias partes.

Nelson: ¿De qué manera evolucionó la cuestión narrativa de tu trabajo?

Van Sant: Escribí historia en la clase de Inglés. En esa época, la gente está influenciada por todas las series de televisión y las películas que ha visto. De modo que uno está bastante adelantado en cuanto a ideas narrativas —al menos, las referidas a los medios. Las cosas que escribía eran como historia de miedo tipo Alfred Hitchcock, para muchachos.

Luego, en la secundaria, hice una película sobre un hermano y una hermana que dejan la ciudad porque piensan que es una mal sitio. No fue realizada en un sentido dramático pues no sabía cómo hacer una escena porque yo estaba en la clase de arte, no en la clase de drama. Aún no sé cómo hacer una escena en el sentido tradicional. No puedo hacerla. Pero aprendí cómo aprovechar mis propias deficiencias para crear lo que yo pienso es una historia.

Tuve un periodo en que lo mío eran historias que no eran estrictamente historias, como las de James Joyce y Samuel Beckett, cosas que eran lo suficientemente austeras, de modo que la historia podía reducirse a una simple idea, casi a una sola palabra. En Esperando a Godot, la historia es “espera” y todo lo demás está embutido dentro de esa palabra.

Nelson: Percibo que disfrutas los equipos pequeños y el estilo cinematográfico mínimo de tus últimos filmes.

Van Sant: Realmente lo mío era hacer películas sin guiarme por las reglas. Distintos realizadores hacen las cosas en diferentes modos. Mi estilo era hacer algo barato. Es un buen negocio para la gente darte 3 millones de dólares para una película, de modo que no te imponen tantos requerimientos.

Si buscas 30 millones, entonces ello necesitarán más requerimientos. Querrán estrellas y garantías para su dinero.

El inconveniente es que, como gastan poco dinero, los estudios tienden a distribuir la película de forma limitada, ya que no tienen mucho en juego.

Lo que tampoco está del todo mal, ya que entonces la película se defenderá sola y será vista gracias al boca a boca….

1.3.08

Las Diez de Frank Baiz Quevedo


  1. Confundir lo subjetivo con lo objetivo
    Lo objetivo en el guión es lo que se expresa en acciones (es lo que constituye las leyes del mundo creado). Lo subjetivo en el guión es lo que expresan a los personajes a partir de sus motivaciones (es lo que mueve a los personajes, lo que condiciona sus acciones y sus decisiones). Si, por ejemplo, construimos un personaje feminista que cree que todos los hombres son malignos y, partiendo de estas motivaciones, procede a exterminar a todos los hombres machistas que campean por la historia, estamos dramatizando correctamente la historia. Si, por el contrario, estructuramos una historia a partir de nuestra creencia personal —convertida en premisa implícita— de que todos los hombres son malignos y esperamos que, cada vez que nuestro personaje cometa un asesinato los espectadores comprendan al personaje porque comparten nuestra convicción personal de que todos los hombres son unos machistas sin remedio y deben ser exterminados, estaremos construyendo un mundo arbitrario en el cual nuestra subjetividad se erige como la única justificación de los acontecimientos de la historia. La objetividad se construye con acciones, no con justificaciones.

  2. Confundir situación con acción.
    La acción es direccional, la situación, por el contrario, está caracterizada por su tensión estática. Hay situaciones interesantes que implican una gran tensión entre los personajes, lo que no quiere decir que cuando tenemos una tal situación, tenemos una historia. La situación de un niño que le da albergue a un extraterrestre no se transforma en historia hasta que, por ejemplo, el extraterrestre se empecina en regresar a su planeta de origen, es decir, hasta que la situación desemboca en acción a partir de una decisión del extraterrestre de marras. Nadie aguantaría una versión de ET que consistiera, única y exclusivamente, en la situación de un niño que esconde a su pequeño amigo de los ojos de la familia mientras que la familia, repetidamente, se encuentra a punto de descubrirlo.


  3. Confundir lo externo con lo interno
    Al contrario de lo que algunos guionistas piensan, lo interno no es lo “psicológico” de un personaje, no es lo que el personaje “piensa”, ni lo que “sueña”, ni lo que el personaje de su psiquiatra explica para el público. Lo interno es lo que el personaje actúa y que encuentra su raíz en sus motivaciones (que deben traducirse en acciones dramáticas). Un personaje que pontifica sobre sus demonios internos o sobre lo difícil que es tomar cierta decisión y que se pasea a lo largo de una historia sin decidir ni actuar, no desarrolla para el público ningún “conflicto interno”, sino que aparece para éste como un personaje enrollado, sin que su rollo pueda comprenderse ni analizarse.


  4. Confundir el tema de la historia con el tema de las conversaciones de los personajes
    El tema de una historia proviene del conflicto dramático que dicha historia aborda, no de reflexiones o conversaciones divorciadas de los conflictos dramáticos. Un filme no habla dramáticamente de racismo porque uno o varios de sus personajes conversen constantemente acerca de los problemas raciales, o porque alguno de ellos analice los demonios de la discriminación racial, sino, más bien, porque el conflicto de la historia se establezca a partir de que un personaje relevante de la historia sea víctima del racismo.


  5. Confundir exhibicionismo sentimental con densidad emocional
    Una historia no es necesariamente intensa porque alguno de sus personajes describa hiperbólicamente sus arrebatos de amor o de sufrimiento o de locura: aun dentro del género del melodrama, lo exorbitante del sentimiento es consecuencia de la acción, no su sustituto. Los grandes momentos de amor en el cine han sido contado con miradas, no con parrafadas sentimentales.


  6. Confundir profundidad dramática con profundidad temática
    No puede decirse que un filme sea profundo porque los personajes hablen “profundamente”, el intelectualismo es enemigo del drama. Un filme no es necesariamente profundo porque aborde eventos “profundos” o personajes históricos “profundos”, dicho en pocas palabras, un filme no es “profundo” porque su “contenido” sea “profundo”. Se puede hablar de cualquier “tema profundo” banalmente y también se puede explorar un hecho nimio con absoluta profundidad. La profundidad es un asunto de perspectiva, de estructura y atañe, en último término, a la sensibilidad del autor.


  7. Confundir inflexión con complicación.
    Que una historia acuse la presencia constante de “puntos de giro” no garantiza que sea una historia llena de acción: lo que es vital para que la tensión de un guión sea creciente es que las complicaciones se deriven, verosímilmente, del conflicto central de la historia. Siempre será posible que el guionista “meta su mano” para complicar “por fuera” la historia, aun cuando, en general, este recurso fácil tiene consecuencias catastróficas para la credibilidad. Lo difícil —y lo esencial— es que la complicación provenga de la “interioridad” de la historia: es el héroe quien debe complicar su propio drama. El guionista no debe inventar un nuevo problema con cada secuencia, debe más bien complicar el problema original a medida que avanza la historia.


  8. Confundir motivación con justificación
    Dime cuánto justificas tu historia y te diré cuán débil es la estructura de tu guión. El termómetro que mide la fragilidad en la estructura es el de las explicaciones. Si tienes mucho que explicar, tu historia no se explica por sí sola. Los personajes no estarán bien motivados, ni porque el guionista utilice toda su inteligencia y su capacidad de análisis en justificar su conducta, ni porque los diálogos justifiquen o expliquen sus acciones. La motivación dramática es una suerte de motor dramático interno y a priori; no una explicación externa y a posteriori.


  9. Confundir justificación con resolución de problemas
    El drama lidia con conflictos objetivos, es decir, con problemas que son verdaderos dentro de la historia y que, como tales, requieren solución; no brega con interpretaciones subjetivas de esos problemas ni tampoco con “problemas” que son tales sólo dentro de la cabeza de un determinado personaje. Como sucede también en la vida real, no basta con que alguien sienta o interprete que, “para él”, el resolvió un determinado problema, sino que es necesario que, objetivamente, lo resuelva. No hay peor síntoma de debilidad dramática que verse en la necesidad de justificar las actuaciones de un personaje.


  10. Confundir conceptuación con exposición de motivaciones
    Las motivaciones dramáticas no son un asunto teórico, ni abstracto, ni genérico, ni psicoanalítico, etc, sino un aspecto del personaje que se traduce en acciones y en decisiones. Por otro lado, las motivaciones de los personajes, si están bien construidas, permiten interpretaciones abstractas: psicoanalíticas, sociológicas, o de cualquier otro tipo. Por eso, un personaje que es “explicado” en la historia por otros personajes, o que explique, mediante sus diálogos las razones "teóricas" de su conducta, suele ser débil dramáticamente. Un personaje bien construido no es un caso a ser descifrado, constituye, más bien, un hallazgo poético que convoca múltiples interpretaciones a partir de su "ser" de personaje.